El-arte-de-convertir-el-layering-en-un-estilo-personal-único

El arte de convertir el layering en un estilo personal único

Estoy muy emocionada de traerte las últimas novedades y tendencias de un verdadero arte a la hora de vestirte en invierno: el layering. Si eres de las que creen que vestirse en capas solo se trata de sumar una prenda a otra y se acabó la historia, zambúllete en estas líneas porque hay mucho camino por recorrer. Te invito a convertir el layering en una forma de ser y de decir a través de tus prendas.

¿Qué es el layering?

Layering significa superposición. Es una técnica de generar estilo que se basa en generar capas con las prendas de vestir. Resulta ideal para lucir espectacular en invierno, esa estación del año en la que nuestra figura puede quedar demasiado camuflada si no elegimos nuestra ropa con la estrategia adecuada.

¿Cómo utilizar la superposición de capas de vestimenta de forma estratégica?

Cada estilo tiene sus claves para que su uso nos favorezca. En el caso del layering, esto es lo que necesitas tomar en cuenta para llevarlo como toda una reina:

Bases ideales para la primera capa

La primera capa de tu layering equivale a los cimientos de una casa. Es decir, si estos no son lo suficientemente fuertes, toda la estructura colapsará. ¡Y eso es lo que queremos evitar! Tu primera capa no puede ser una prenda muy gruesa, ya que estarías construyendo tu superposición con la ilusión óptica de que tienes kilos de más, algo que va en contra del estilismo. Si no los tenemos, mucho mejor, pero si forman parte de nuestro cuerpo, la ropa cumple con la función de disimularlos. Entonces, lo que más te recomiendo es que uses una camiseta, una camisa o un body, lo más ajustado al cuerpo que puedas. No es necesaria una adherencia total, pero cuida que la tela no sea gruesa y que no te quede holgado.

Sin embargo, te cuento que hay otra opción que es totalmente inversa a esta: una prenda suelta como base y una bien justita como segunda capa. Con esta combinación agregarás volumen, pero la prenda ajustada marcará tu figura. Este es un look que me fascina.

Las capas intermedias más recomendables

Encima de tu primera capa, te pondrás algo que sea visible y vistoso. La segunda capa es, por lo general, la que más se destaca y sobre la cual se centran todas las miradas. Así que debemos cuidar que sea algo que realmente nos favorezca y con lo que queramos que nos identifiquen. Algunas ideas son: una camisa transparente, opaca o con una buena caída; una solera o un mono.

¿Complementamos?

Si tu atuendo aún lo permite, puedes agregarle algo más. Esta tercera capa de vestimenta prácticamente que “pide” un suéter, el cual puede ser holgado o entallado. ¿Quieres una idea súper innovadora para que tu layering sea inolvidable? ¡Entonces usa un corsé sobre una camisa vaporosa. Resaltarás tu cintura y tendrás más libertad para agregar una mayor cantidad de capas.

layering

Los abrigos

Puedes elegir uno o dos, lo que importa es que el abrigo final sea lo suficientemente holgado como para admitir otro más entallado a tu cuerpo. Llevar un blazer justo o una parca elastizada es una opción muy ingeniosa si la cubres con un saco largo y en la línea del oversize. Sin embargo, si sientes que no puedes moverte con elegancia y con soltura, es una señal de que tampoco te verás de esa forma. Entonces, antes de salir de casa, quítate una de las prendas y verás que te sentirás mucho mejor y, en consecuencia, lucirás estupendamente.

No exageres con las capas

¡Cuidado con el síndrome de Diógenes en el layering, por favor! No se trata de acumular una prenda sobre otra de forma compulsiva, sino de crear con la exquisitez de un artista.

Apela a los accesorios

Para romper con las líneas tradicionales, a mí me encantan los accesorios. Un cinturón ancho para cortar tu look por la mitad y dar volumen a la parte superior, es un recurso que siempre recomiendo.

Otra opción que te añade una capa extra y de mucho estilo es la capucha. Si tu estilo es deportivo, mi consejo es que elijas un buzo deportivo corto, de los que terminan debajo del busto, que tenga capucha. Compleméntalo con una camisa suelta por debajo y espera a ver los resultados…

Prendas ajustadas

Las prendas ajustadas no pueden estar ausentes en tu layering si buscas usar el estilo con inteligencia. En algún lugar de tu cuerpo necesitas dar a conocer qué se esconde detrás de tantas capas.

tips-layering-dani-mateluna

Ventajas del layering

  • Te vistes de acuerdo a la sensación térmica
  • Marcas la diferencia
  • Puedes usar varios estilos en uno
  • Tienes la posibilidad de experimentar con texturas
  • Le das una segunda oportunidad a una prenda que había quedado en el olvido

Estilos de layering para todos los gustos

Una de las grandes ventajas del layering es que es un estilo que te abre la puerta a otros estilos que te cuento a continuación:

  • Monocromático: colores tales como el azul, el gris y el marrón, son ideales para generar un estilo en un solo color. Eso sí… ¡en varios de sus tonos! Los degradé son fantásticos para jugar entre una prenda y otra.
  • Ecléctico: se trata de mezclar varios estilos en un solo look. Si bien los resultados pueden ser impactantes, recuerda que el impacto no siempre es positivo. Digamos que en una escala de dificultad del uno al diez, el estilo ecléctico tiene un nueve con setenta y cinco de dificultad. Es decir, hay muchas posibilidades de equivocarse y caer en la trampa del disfraz.

Para evitarlo, mi tip de cabecera es practicar el ensayo y error. Lo mejor es que tengas varios atuendos eclécticos preseleccionados para que la prisa no te juegue una mala pasada. Personalmente, te recomiendo mezclar el estilo vaquero con unos toques deportivos y un salpicado de grunge. Esta trilogía tiene altas probabilidades de éxito.

  • Texturas: mezclar el hilo con la cuerina, con el algodón, con la microfibra, con las pieles (de imitación ¡¡por favor!!), con la lana y con la lycra, te permitirá formar una sinfonía de texturas. Es aquí te tus prendas que llevaban tiempo sin ser usadas por falta de algo que combinara con ellas, pueden tener su famosa segunda oportunidad al camuflarse entre otras texturas más predominantes.

El layering no te permitirá pasar frío en invierno… ni tampoco desapercibida en la multitud. ¿Te atreves a armar tu primer atuendo?

¡Conoce todos mis servicios de Asesoría de imagen aquí!

Entrada anterior
otoño invierno 2021
Entrada siguiente
Oversize

Entradas relacionadas

No se han encontrado resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

cuatro + 15 =

Menú